MANOLO CARACOL

      No hay comentarios en MANOLO CARACOL

MANOLO CARACOL

Documental sobre uno de los grandes del flamenco: Manolo Caracol

Letras de Manolo Caracol

bulerías

a mí me duele, me duele
la mano con que me peinas
la boca con que me (hieres?)

el maldito calderero
tiene un ojo de cristal
que le den a usted
que le van a dar

si lo tiene o no lo tiene
a mí no me importa ná
que le den a usted
que le van a dar

soleares

permita Dios que si vienes
con la grande intención de dejarme
en la mitad del camino
se abra la tierra y te trague

fuentecita cristalina
los arroyitos eran caudalosos
y pa los que bien te quieren
el camino es largo y (rocoso?)

yo no se lo que le dio
a la hierbabuena, madre
que era verde y se secó

ay, qué dobles de campanas, prima
creyeron que era una reina
una reina no era
que era una pobre gitana

fandangos

los niños chicos cuando lloran
¿por qué mientan la palabra de mamaíta?
en cambio los de la cuna
ellos rompen a llorar
no dicen palabrita ninguna

que no la besara en la boca
que yo la besara en la mano
y llorando me decía
mira que te vas a poner tú malo
estoy enferma yo perdía

qué bien te pega ese nombre
quién te puso Malvaloca
malva porque eres muy buena
loquita porque quieres a un hombre
y ese hombre quiere a otra

qué borrachera no tenía
que entré y no me conoció
pasó por la vera mía
un cigarro ella a mí me pidió
lloraba y no lo encendía

seguiriyas

a clavo y canelita
me hueles tú a mí
el que no huele a clavo y canela
no sabe distinguir

por los siete dolores
que pasó mi Dios
por los grande dolores
que pasó mi Dios
que lo recibe mi madre de mi alma
de mi corazón

eran dos días muy señalaítos
de Santiago y Santa Ana
yo le rogué al poderoso aquí mi Dios
aliviarme mis penas
librarme de ningún dolor

carcelero, carcelero

carcelero, carcelero
¿por qué no abres puertas y cerrojos?
abre puertas y cerrojos
porque no quiero perderme
por culpita de unos ojos

salgo por las calles solo
atormentado por los celos
porque yo quiero ahogarla
con las trenzas de su pelo
pelo negro
Dios mío, qué pelo

abre, carcelero
abre ya el postigo
pa que no me vean llorar por las calles
igual que un chiquillo

compañera de mi alma

en trono de marfil y sangre
mi sangre toca las palmas
cuando me acuerdo de ti
compañerita del alma

olvidarte yo no pudiera
cien años que yo viviera
yo no se lo que haría
si yo te tuviera otra vez a la verita mía

con la ele de tu nombre
pondré lazos en el viento
que en mi corazón de hombre
ya tienes tú un monumento

en la noche de mi pena
acariciando la luna
que no hay mujeres buenas
que hay muchas mujeres buenas
pero como tú, Luisa, ninguna

romance de Juan de Osuna

a mí me duele, cómo me duele
el alma me está doliendo, señores
de tanto llorar

ni flor como la amapola
ni cariño como el mío
que me sentencian a muerte
por tenerlo repartido

y a las dos de la mañana
me vinieron a llamar
tres pares de ojitos negros
y me tuve que entregar

la manita en el Evangelio
la pongo que yo me muera
que yo no he matado a nadie
de noche en la carretera

los tormentos de mis negras duquelas
no se los mando ni a mis enemigos
yo sufría con clavito y canela
me despertaron pa darme el castigo

mi lunita clara
eres mi sangre y mi vida
por lo mucho que yo te quería
te vas sin volver la cara

¿qué quieres de mí?
mira que me estoy muriendo
vivir sin ti no puedo yo vivir

soleares

tiro piedras por la calle
y el que le de, que me perdone
tengo la cabecita yo loca
de puras cavilaciones
yo voy arrancando por las calles las piedrecitas
y al que le de, que perdone

yo le rogaba a mi Dios
que me alivie las duquelas
que hay en mi corazón

pena, Dios mío qué pena
si pena no puedes tener
eres una gitana buena
y me robas el querer

Share